Una Opinión Silenciada: ¿Por qué los diarios no divulgan sobre el Parquicidio?

Publicamos a continuación la contribución que enviamos a La Prensa y La Estrella de Panamá buscando que los lectores se enteren del Parquicidio.  A la negativa de publicarlo, enviamos una nota extensa a la Directora del Diario La Prensa, de la cual tampoco recibimos respuesta.  Esta nota está adjunta después del articulo de Opinión que ha sido silenciado por los medios de comunicación social primados de Panamá.  ¿Qué futuro nos aguarda en Panamá cuando los medios silencian la opinión pública cuando no sigue sus preceptos editoriales? (Nota: estaremos enviando esto a la Secretaría General de la Sociedad Interamericana de Prensa y veremos que tiene que decir nuestros diarios)

Artículo de Opinión enviado a La Prensa y La Estrella de Panamá, y que no se atrevieron a publicar:

Parquicidio Alcaldicio: el fin de los parques urbanos

Azael Barrera

La ignorancia, la codicia y la imprudencia de unos pocos siempre resultan en graves consecuencias para todos.

Un parquicidio está a punto de cometerse. Hace tres años y medio, al ex-burgomaestre de nuestra capital se le ocurrió disponer de nuestros parques urbanos para construirles estacionamientos subterráneos. La idea inició realmente de las exigencias de un hotel sobre sus espacios en la Cinta Costera, cuando el Gabinete promulgó la Resolución No. 169 de 22 de septiembre de 2008 en la que se consideró de interés público la construcción de estacionamientos subterráneos en bienes nacionales. La Cinta Costera es un relleno convertido en autopista con paños verdes inocuos y asolados. No es como los parques Urracá, Belisario Porras, Harry Struntz y Francisco Arias Paredes –este último ciertamente parcialmente carcomido-.

En una acción al estilo Cinta Costera 3, y para congraciar a empresarios, entre ellos promotores inmobiliarios, la Alcaldía capitalina impulsa nuevamente estacionamientos subterráneos de manera “rápida y furiosa”, para hacerlos ejemplo de gestión municipal digna de re-elección. Toman como modelo aparcamientos subterráneos de España, aseverando que la construcción no afectaría los arbolados existentes porque se intervendría muy poco. Sin embargo ya vemos cómo la Alcaldía, con la excusa del desarrollo, ha ido sentenciando de muerte árboles inmensos uno tras otro sin reemplazarlos, sobre todo de aquellos que vieron la luz en la Exposición de 1915.

El parquicidio capitalino tiene en efecto como modelo en todo a España. La fiebre de aparcamientos subterráneos en la otrora capital imperial se da precisamente en las postrimerías de la dictadura franquista. Desde 1969 la alcaldía de Madrid decidió llenar la capital española de aparcamientos subterráneos para saciar la sed de los automovilistas y socios empresariales. El más relevante en la Plaza Mayor, que antes fuera tupidamente arbolada, y luego se han sucedido plaza arbolada tras otra, como la Plaza de la Villa de París que fuera un hermoso parque con una huerta y jardines del extinto convento fundado por doña Bárbara de Braganza en el siglo XIX.  Vecinos, grupos ambientalistas y gremios ciudadanos protestaron. Se prometió respetar la plaza; los trabajos se harían como en las minas, por medio de túneles.  La realidad fue otra. Al darse las obras plaza tras plaza parecían minas pero a cielo abierto. Talar, excavar y reemplazar el arbolado con cemento y adoquines es el método empleado en la construcción de estacionamientos subterráneos. Hoy como otras la plaza de la Villa de París es una plazoleta de gravilla blanca inerte con los pocos árboles medianos que la excavación perdonó por estar al borde de la plaza. Esa fiebre ha contagiado a las excolonias ibéricas. El alcalde de Buenos Aires Mauricio Macri prometió que el parque General Mitre quedaría igual o mejor al construirle debajo un estacionamiento subterráneo. Las protestas y recursos legales no faltaron pero fueron acallados con la tala y la excavación. La mitad de sus árboles centenarios desaparecieron. El parque tiene ahora una plazoleta de cemento con juegos de niños de metal y plástico, y las  emisiones de dos centenares de autos salen directamente al parque.  ¿Es necesario repetir en nuestro país este tipo de Parquicidio cuando hay alternativas más inteligentes?

Mi repuesta es No y la de todos los capitalinos debería ser también No. El actual y anteriores gobiernos nacionales y capitalinos se han destacado en copiar siempre lo malo, nunca lo bueno. Por ello se entiende que los candidatos a la alcaldía guarden silencio sobre este parquicidio.

El martes 18 de diciembre es la licitación pública y la Alcaldía habrá sentenciado nuestros parques urbanos sometiéndolos a la codicia del automóvil y la esclavitud de un monopolio y oligopolio empresarial. Nuestros parques urbanos no merecen ser talados, excavados y menos aún ser esclavos de la fiebre local de estacionamientos subterráneos que representará la privatización de los espacios verdes que nos pertenece a todos los ciudadanos.

Tantas historias de parquicidios alcaldicios abundan que debieran ser lecciones para no repetirlas pero no caben en este medio centenar de palabras. Éstas y otras historias, y alternativas inteligentes a los estacionamientos subterráneos bajo nuestros parques podrán leerlas en Internet, @parquespanama.

Panamá, 8, y 12 de diciembre de 2012

El autor es científico, fue presidente de la Asociación de Propietarios y Residentes de Clayton y miembro de la Federación de Comunidades de las Áreas Revertidas.

————————————————————————————

Nota enviada a la Directora de La Prensa pidiendo que publiquen el artículo antes que se diera la licitación pública para la construcción de los estacionamientos subterráneos por la Alcaldía el 18 de diciembre de 2012.

Estimada Directora:

Permítame presentarme, mi nombre es Azael Barrera. Soy profesor universitario pero he servido a mi comunidad de Clayton como presidente de la Asociación de Propietarios y Residentes de Clayton y en esa calidad participé de la Federación de Comunidades de Áreas Revertidas.

En ese caminar hemos coordinado muchas acciones en contra del desorden y la des-planificación urbana, como fue coordinar la marcha del 8 de junio de 2008 que terminó con un proyecto de ley que restauraba la ley 21 de 1997 de las áreas revertidas pero que el presidente Martinelli vetó aduciendo que esta nueva ley le impedía “desarrollar” estas áreas, es decir, le impedía destruir manglares y humedales para poner puertos y parques de contenedores entre otros. Igualmente hemos actuado en contra de la minería a cielo abierto y fuimos parte del grupo coordinador de la marcha contra la ley minera el 20 de febrero de 2011 (ver nuestro CNN iReport en http://ireport.cnn.com/docs/DOC-559432).  Igualmente La Prensa me ha brindado su espacio de Opinión en diversas ocasiones para llamar la atención de abusos en contra de nuestro patrimonio. Por ello no entendemos una situación que hemos detectado en la sección de Opinión y explicamos a continuación.

Me dirijo a Usted por lo que percibo, y varios amigos, vecinos y colegas concuerdan, es la apatía por informar de sucesos resultantes de acciones gubernamentales que serán perjudiciales para la comunidad, en especial cuando se trate de nuestra ciudad capital pero antes de que ocurran.

Por un lado ha sido encomiable la labor informativa sobre la eventual depreciación de nuestro patrimonio histórico por el viaducto que estrangula ya al Casco Antiguo, estructura que desvirtúa desde todos los ángulos el valor del Casco dentro de la historia.  Solo mencionar que en su litoral pueden estar reposando restos arqueológicos que han sido abiertamente ignorados al rellenar con escolleras para luego instalar los pilotes del viaducto.

También es encomiable la labor informativa sobre la tala de árboles en Ancón para la construcción de estacionamientos para la Corte Suprema.

Sin embargo la labor informativa se da con mayor prestancia cuando ya la fase de destrucción y ha empezado o ha sido sancionada, y es casi imposible detenerla dada la discreción aprobatoria mostrada por la Corte Suprema con los proyectos gubernamentales.

Nosotros hemos tratado de advertir de una destrucción que aún no ha comenzado, pero su equipo editorial, al menos en la sección de Opinión, o han decidido que no es importante o simplemente no tiene mérito ya oponerse con argumentos válidos a la destrucción de nuestros parques urbanos para dar paso a su privatización por la Alcaldía, al promover la construcción de estacionamientos subterráneos en los parques Urracá, Belisario Porras, Harry Struntz y Francisco Arias Paredes.

Nos sorprendió profundamente que el diario hiciera una encuesta parcial a través de Unimer en la cual sólo se hizo la pregunta: “¿Según su opinión el plan de la Alcaldía de Panamá de construir estacionamientos subterráneos en los parques es positivo o negativo?”. Decimos parcial porque al hacerle la pregunta a los encuestados no se les explicó que la construcción de los mismos podría implicar la destrucción parcial o total, incluyendo pérdida de los arbolados existentes, algunos de ellos centenarios, o más, como en el caso del parque Urracá.  Estamos seguros que de haberse hecho la pregunta de forma completa, explicando las consecuencias, no hubiera tenido el mismo resultado, en que 65% está de acuerdo.

Igualmente ha sucedido con la misma Alcaldía, de la que desconocemos que hayan hecho una encuesta con los residentes de los corregimientos a afectar como son Bella Vista y Calidonia, y mucho menos a los vecinos de los parques mismos. Sin embargo la Alcaldía sí ha hecho presentaciones a gremios empresariales, y algunos de ellos, como APEDE, ha mostrado sus aprehensiones al respecto.

Yo estoy, como creo que muchos capitalinos lo harían si conocieran la realidad de las construcciones de estacionamientos subterráneos en parques existentes, en total desacuerdo con ese proyecto.  Me resulta evidente que ha faltado información veraz y completa que hubiera, por ejemplo en el caso de la encuesta, resultado en números totalmente contrapuestos.

Es por ello que me ha sorprendido que nuestro casi diríamos “grito de auxilio” por nuestros parques urbanos a través del artículo de Opinión que enviamos semanas atrás, haya sido totalmente ignorado. Esto me hace temer que el diario y otros medios de información sólo se interesan en estos temas cuando el daño ya está hecho y es sumamente difícil remediarlo. Lo hemos re-editado y enviado nuevamente pero creo que seremos ignorados nuevamente, y la licitación pública será mañana 18 de diciembre, si la Alcaldía sigue con su plan.

En ese artículo, ya que 500 palabras no son suficientes para dar ese grito de auxilio y al mismo tiempo informar de realidades, contenía una dirección de internet, un blog, en el que he estado trabajando por meses para recaudar la información relativa a los perjuicios que han traído y que traen estos proyectos de estacionamientos subterráneos en parques arbolados.  Al final es más lo que se pierde que lo que se gana.  La dirección del sitio en que he ido recopilando la información es:

https://bosquesurbanospanama.wordpress.com/

No soy periodista, y por tanto la ley de prensa no me protege en mis opiniones de la misma manera que a los periodistas del diario, y por ello, para no simplemente expresar una opinión sin base, es que hicimos esta investigación, que continúa porque cada día encontramos más razones, incluyendo científicas, para no permitir este Parquicidio, como lo he llamado porque así se le he llamado en otras latitudes.  Además del blog también estamos tratando de usar otras redes (en Twitter @parquespanama) pero no hay todavía una masa crítica que se levante y s oponga a tal amenaza en contra de nuestros parques.

Hago un llamado a la integridad y la madurez de La Prensa, que casi siempre ha sido el único medio que se ha levantado para respaldar o apoyar a la comunidad cuando está se ve aplastada por las instituciones gubernamentales en especial en el actual régimen, tal como lo hizo en la dictadura y lo ha hecho en nuestra, valga decirlo, vulnerable democracia.  No esperen a que la destrucción sea irreversible.

Estamos a su disposición y a disposición del cuerpo editorial. Estamos ahora mismo en Estados Unidos por asuntos familiares pero regresamos el 24 de diciembre. Pueden comunicarse con nosotros por esta dirección de correo azael.barrera@gmail.com o por medio de Skype a la dirección azaelbg-pa. Para conocer más de nuestro actuar puede hacer una búsqueda en Google o Bing como “azael barrera Panama”.

Azael Barrera, Ph.D.

Adjuntos: referencias de La Prensa sobre el proyecto de estacionamientos subterráneos en parques urbanos de Panamá:

La Prensa 9 de noviembre

http://www.prensa.com/impreso/panorama/23-firmas-se-interesan-por-aparcamientos-subterraneos/136115

La Prensa 24 de noviembre

http://www.prensa.com/impreso/panorama/urgen-mas-aparcamientos/139391

La Prensa 3 de octubre  (Encuesta pero no se explicó que la construcción de los mismos implicaría su destrucción parcial o total

http://70.33.215.92/impreso/panorama/aparcamientos-bien-vistos/127939

La Prensa  2 de diciembre (sobre participación española en su construcción)

http://www.laprensa.com.pa/impreso/economia/pastor-viaja-panama/141051

La Prensa 26 de octubre de 2010 (primera mención de estacionamientos subterráneos)

http://mensual.prensa.com/mensual/contenido/2010/10/26/uhora/local_2010102614434416.asp

Esta carta tampoco fue contestada o replicada por el Diario. Hasta el momento desconocemos si se publicó en la página del Lector, estatemos atentos.

 

Anuncios

2 respuestas a Una Opinión Silenciada: ¿Por qué los diarios no divulgan sobre el Parquicidio?

  1. Los Estacionamientos subterraneos en parques públicos es una forma de privatizar, adueñarse, de los pocos espacios libres que hay en la ciudad…basta ya estoy de acuerdo con ustedes pero es necesario actuar más coordinadamente…les propongo reunirnos en el kiosko frente al Hospital del Niño de la cinta costera este domingo 27 de enero del 2013, a la hora 12 medio día…mi tel es 62439560…todavía es posible hacer algo…

    • Gabriel, muchas gracias por tu comentario. Es cierto, hay que actuar más coordinamente. Lo primero que pensamos era divulgar la realidad, incluso a través de los medios, no ha sido fácil, nuestro trabajo y el de mucha gente consciente del problema no nos da tiempo. Una acción importante es convencer al Concejo Municipal de suspender la licitación indefinidamente, puesto que una vez que esta se de, parar el proyecto es más difícil. El trámite del impacto ambiental es eso, trámite, que aprobarán. El domingo que propuso no pudimos estar, y nadie quiere hablar del tema en carnavales. Este próximo 20 de febrero es el acto público. Una estrategia sería recoger firmas justo después del Carnaval -lo cual personalmente haríamos en el Riba Smith de Bella Vista- y llevarlas al Concejo, cc a los medios, antes del acto público. A eso, solicitar y obtener cortesía de sala en el Concejo el martes 19 para solicitar la suspensión formalmente, que se retracten de la aprobación que hicieron en junio pasado. Cualquier sugerencias es bienvenida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s