Parque Urracá si tiene quien lo defienda!

Recientemente, en una reunión de residentes del barrio de Obarrio en el corregimiento de Bella Vista en Panamá, escuchamos al alcalde y su vice-alcaldesa que la puesta de estacionamientos soterrados bajo parques son una opción porque se hacían por todo el mundo, y que en varios casos de parques en Panamá, estos eran viables. También dijeron que sólo se cancelarían proyectos así si la comunidad los rechazara ampliamente.

Esta decisión pone uno de los parques emblemáticos de Panamá en peligro, el parque Urracá, cuyo proyecto se describe en otras secciones, puesto que hoy día la mayoría de los residentes son los que residen en altísimos edificios que no contaron en su diseño y construcción con suficientes estacionamientos para sus propietarios-inquilinos. Muchos tienen más de dos autos, y por ello implícitamente respaldarían que se destruya el parque que tienen enfrente para meter los carros que no caben e incluso les daría invitación a tener más carros a sus crecientes familias, en perjuicio de un bien público que no les pertenece a los vecinos inmediatos sino a todos los residentes del corregimiento de Bella Vista, del circuito 8-7, y de toda la ciudad de Panamá.

Esto pone a residentes en conflicto a menos que los nuevos residentes comprendan la historia y la importancia de mejorar el parque Urracá con más árboles, más verdor, eliminar una cancha que ya no tiene propósito por las que hay en la Cinta Costera, mejorar su capacidad de drenaje y captura de agua pluvial, entre otras.

Sucede que el parque Urracá es una área boscosa frondosa que pasaría a ser parque vecinal durante el fracionamiento y ocupación del cerro de Bella Vista y de la Cresta en los años siguientes a la Exposición de Panamá en 1915. La imagen de abajo muestra la ubicación del área boscosa (1), el cerro de La Cresta (2), el Hotel Tivoli donde hoy está la sede del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI) (3) como referencia, y el área designada para la Exposición de 1915 (4).

Ciudad de Panamá en 1913. 1) Area del parque Urracá, 2) Cerro La Cresta, 3) Hotel Tivoli (hoy STRI), 4) La Exposición de 1915

Ciudad de Panamá en 1913. 1) Area del parque Urracá, 2) Cerro La Cresta, 3) Hotel Tivoli (hoy STRI), 4) La Exposición de 1915

El siguiente plano de la ciudad de Panamá ilustra cómo se desarrolló el espacio de la Exposición de 1915.

Mapa de la Ciudad de Panamá para la época de la Exposición de 1915. (Leyenda se explica por sí sola)

Mapa de la Ciudad de Panamá para la época de la Exposición de 1915. (Leyenda se explica por sí sola)

Luego del fraccionamiento de Bella Vista, que ocurre casi a la par de la edificación de La Exposición,  el sector de Bella Vista con el parque Urracá aparece delimitado y con calles a su alrededor en el planos urbano del Ing. Alfonso Lavergne de 1928 (Cuerpo de Bomberos de Panamá).

Plano del Ing. Lavergne de 1928 mostrando la Ciudad, la Exposición y Bella Vista con la Cresta. Ver texto.

Plano del Ing. Lavergne de 1928 mostrando la Ciudad, la Exposición y Bella Vista con la Cresta. Ver texto.

En este plano se identifican: 1) La ciudad de Panamá, 2) Vecindario del Marañón con sus galeras de inquilinato, 3) La Exposición, 4) Bella Vista (calle 43), 4a) Parque Urracá,  5) Cerro La Cresta, 6) Perry´s Hill (Perejil), 7) Puente del Camino de Cruces, 8) Hotel Tivoli y al frente Parque De Lesseps (hoy Asamblea Nacional), 9) Edificio de Administración del Canal, 10) Casino y Plaza de Toros.

Durante su existencia se le han hecho modificaciones. Por ejemplo desde los años 1950s los pocos árboles en la parte noreste (intersección Calle 45 y Calle Colombia) dieron paso a un campo de juegos, en donde se jugó fútbol por un tiempo pero al introducir piedra molida y arena en el formato de un campo de béisbol-softbol, eso definió su uso mayoritario.

En la siguiente imagen, tomada en 1922, se observan los edificios de la Exposición y el barrio de Bella Vista, con el parque Urracá. Todavía no se construía el Hospital Santo Tomás, este se haría en 1924.

Ciudad de Panamá en 1922, barrio de Calidonia y la Exposición al centro.

Ciudad de Panamá en 1922, barrio de Calidonia y la Exposición al centro.

En esta imagen se observa: 1) Parque Urracá, 2) Barrio de Bella Vista, 3) Complejo de La Exposición de 1915, 4) Promontorio donde se haría la Estatua de Balboa, 5) Hotel Tivoli, 6) Hospital Gorgas.

El tranvía que salía por la Avenida Central (entonces Carretera de las Sabanas) tenía un empalme en la caseta del semáforo de la Central de Lecherías (frente a la Casa de Oración Hosanna y la fábrica de cerámicas Clayco), caseta que todavía está en pie contando los días para que su demolición (a menos que se preserve!). El tanvía se detenía, los usuarios bajaban al nivel inferior por una escalinata donde estaba el otro tranvía que bajaba hasta el Club Miramar.  Este llegaba precisamente a la esquina frente al hoy edificio Urracá (diseñado por Ricardo J. Bermúdez, siguiendo líneas arquitectónicas de Le Corbusier, y construído por mi padre en sociedad con Luis Frías de Frenco, S.A. en 1957).

Tranvía que llegaba al Club Miramar y luego Colegio Miramar, al final del parque Urracá.

Tranvía que llegaba al Club Miramar y luego Colegio Miramar, al final del parque Urracá. El tranvía conectaba con la línea principal en la caseta frente a la Central de Lecherias.

Club Miramar al final de la calle 45 de Bella Vista, parque Urracá a la derecha.

Club Miramar al final de la calle 45 de Bella Vista, parque Urracá a la derecha. Nótese la edificación a la izquierda aparece también en la escena anterior con el tranvía. También se observa el poste de la catenaria del tranvía. A la izquierda de donde está estacionada la motocicleta con sidecar se construyó el edificio Urracá (adaptado de Épocas).

En el parque Urracá, frente al cual se construyeron los edificios emblemáticos Hispania y Britania, y posteriormente otros edificios de apartamentos -uno de los cuales albergaría la Radio Exitosa- como muchos otros jóvenes nacidos en el área, aprendimos a andar en bicicleta. Había un trencito que recorría la periferia del parque, y varios juegos. Todavía se conserva la “jaula” de hierro que aprendimos a subir a los 3 años.  Uno que nunca olvido, cuando la Avenida Balboa se llevó hasta Punta Paitilla y el nuevo Colegio San Agustín abrió sus puertas, era el vendedor de animales y juegos inflables que se apostaba justo donde llegaba el tranvía.  Hasta los 50s la Avenida Balboa llegaba hasta donde estuvo la embajada de Estados Unidos a un lado del Hospital Santo Tomás.

Avenida Balboa con Malecón completada hasta la Embajada de Estados Unidos, finalmente hasta Paitilla en 1957. Foto de 1965.

Avenida Balboa con Malecón completada hasta la Embajada de Estados Unidos, finalmente hasta Paitilla en 1957. Foto de 1965.

El tranvía dejó de circular en 1941, y se introdujeron autobuses. Los primeros autobuses eran pickups Chevrolet a los que se les colocaba una carrocería de metal y madera en que los viajeros debían agacharse para entrar y sentarse, se conocieron como “chivas”. Posteriormente vendrían buses más grandes, caracterizados por el color verde que los identificaba de los Talleres de los Hnos. Barletta, uno de ellos fue alcalde en 1940. En la siguiente foto se ven el tranvía y uno de las primeras “chivas”.

 

Tranvía y Chiva que lo reemplazó en 1941, en la Avenida Central en Calidonia.

Tranvía y Chiva que lo reemplazó en 1941, en la Avenida Central en Calidonia.

Pickup Chevrolet de 1940, base de las primeras "chivas".

Pickup Chevrolet de 1940, base de las primeras “chivas”.

La llegada de la Avenida Balboa con el relleno y el malecón a mediados de los años 1950s dió al traste con la parte del parque que llegaba más cerca de la playita de Bella Vista y el Club Miramar  y posteriormente Colegio Miramar. (que estaba donde hoy se levantan las Torres Miramar). En el plano de 1928 se puede ver el rectángulo frente a las intersecciones de la calle 45 y la avenida Federico Boyd donde estuvo el Club Miramar (como indica en el plano).

El parque Urracá ha sido objeto de ideas arquitectónicas para mejorarlo, hacerlo más verde, inclusive hubo una iniciativa para repoblar de árboles donde está la cancha de baloncesto ya que la Cinta Costera habilitó tres canchas cercadas a menos de 200 metros, alcanzables usando el nuevo puente peatonal que por cierto se tomó un 8% del área del parque.

El primer ataque fulminante vino de la mano del ex-alcalde Bosco Ricardo Vallarino, de quien el actual alcalde fue asesor. Vallarino presentó una propuesta para modificar el parque Urracá y prácticamente desverderizarlo y convertirlo en plaza de cemento y baldosas, compensando con fuentes interactivas, mejorando la cancha de beísbol, y modificando irreversible el paisaje arbóreo del parque. Esta propuesta fue rechazada por los residentes que todavía viven en el área y que han puesto su sitio en Facebook, No A la Renovación del Parque Urracá.

Propuesta de mejoras al parque Urracá propuesto por ex-alcalde Vallarino, rechazado por la comunidad.

Propuesta de mejoras al parque Urracá propuesto por ex-alcalde Vallarino, rechazado por la comunidad.

Un detalle del plano de la propuesta se ve en la imagen siguiente. El campo de béisbol se sugería de material sintético (que no absorbe ningún gas contaminante, de hecho emite gases tóxicos con el tiempo y la insolación).

El área es dominada por plazoletas de cemento y baldosas, las áreas verdes son minimizadas y por tanto en perjuicio de la salud pública.

Propuesta de remozamiento de parque Urracá rechazada por los residentes y vecinos del área.

Propuesta de remozamiento de parque Urracá rechazada por los residentes y vecinos del área.

En esta propuesta además no hay integración con la Cinta Costera. La reducción de árboles notoria. Entre otros impactos, esta propuesta aumenta el efecto de isla de calor urbano.

Luego vendría el ataque principal. En lugar de consultar a los vecinos de los parques, en 2012 dando prioridad a la “colonialista” recomendación del embajador de España -como si lo que hayan hecho con sus parques fuera “perfecto”,  la alcaldesa Méndez, que asume luego del escándalo que teminar por destituir a Vallarino por obra y gracia del autoritario presidente de entonces, echa adelante el proyecto de hacer los estacionamientos soterrados.  Parte de la campaña es descrita en otras secciones.

Para revisión de lo que hemos puesto en otras secciones, el plan con el parque Urracá es lo que tenemos inicialmente, y el nuevo no ha sido oportunamente divulgado por la Alcaldía -como debiera ser en todos los casos y no que todos tengamos que ir a las oficinas administrativas y esperar que se nos permita ver los documentos y escanearlos- puesto que la nueva Alcaldía ya ha conversado con los desarrolladores de los proyectos y éstos le han presentado sus propuestas para revisión.

Urraca Now

Vista satelital actual del parque Urracá (Google).

Urraca Aparcamientos Area Rev

Area ocupada por los estacionamientos subterráneos propuestos para el parque Urraca, constituye el 42% del parque!

Aparcamientos Urraca Perfil

Perfil de los Aparcamientos propuestos para el parque Urraca.

Esta es la información inicial que teníamos a la mano. Abajo describimos la propuesta presentada. Como se verá no se diferencia mucho de la pre-propuesta de arriba.

La empresa Riva, S.A. de origen argentino, y que solo ha realizado una cochera subterránea, la de Plaza Lavalle en Buenos Aires, allá por 1984, presentó el siguiente proyecto:

Proyecto de estacionamientos soterrados para Parque Urraca. Se enmarca en naranja el estacionamiento de un solo nivel, y en amarillo el contorno del parque.

Proyecto de estacionamientos soterrados para Parque Urraca. Se enmarca en naranja el estacionamiento de un solo nivel, y en amarillo el contorno del parque.

El enmarque nos sirve entonces para ver el impacto del estacionamiento en el parque Urracá actual, ya impactado por el paso peatonal de la Cinta Costera.

Proyecto visualizado sobre Parque Urracá actual.

Proyecto visualizado sobre Parque Urracá actual.

Como vemos, la propuesta final sigue la misma línea que la requerida por la Alcaldía anterior. La propuesta evidentemente impactará varios árboles mayores, al menos 14 árboles entre medianos y mayores. En el modelo de paisajismo presentado por la empresa se ve lo siguiente:

Plano de paisajismo del proyecto para parque Urracá. Enmarcado en naranja el estacionamiento y en amarillo el perímetro del parque.

Plano de paisajismo del proyecto para parque Urracá. Enmarcado en naranja el estacionamiento y en amarillo el perímetro del parque.

Este paisjaismo, que no muestra vistas en 3d, indicaría que los árboles existentes en la perfieria sur permanecen, cuando sabemos que esto no será posible. El método de construcción es simplemente excavar, demostrado hasta la saciedad.

La peor parte de la propuesta en el tema ambiental es su perfil.

Perfil del proyecto para parque Urracá

Perfil del proyecto para parque Urracá

En este perfil se ve que la elevación de losa sobre el suelo del parqueo será de 3.00 metros, como si se tratara de cualquier apartamento o estacionamiento sobre la superficie. Segundo, el espesor sobre la losa es apenas de 30 cm. Esto representaría en el mejor de los casos un techo verde que apenas alcanza para sostener grama y quizás algún arbusto de raíces pequeñas.

Quisimos investigar qué tipo de experiencia tiene la empresa en construcción de estacionamientos soterrrados con parques o áreas verdes en la superficie (techo verde). Encontramos que en efecto, en 1983-1984 la empresa construyó un estacionamiento soterrado en un parque en la provincia de Buenos Aires. Veremos los resultados. De las controversias que hubo no hay muchos registros digitales; habría que viajar a Buenos Aires y ver los registros de los diarios entre otros para seguir la pista.

Veamos lo que hicieron en el otro caso.

Estacionamientos subterráneos en Plaza General Lavalle.

La empresa que “ganó” la licitación -siendo la única oferente-, bajo una gerencia anterior (Amadeo Riva) se adjudicó un estacionamiento subterráneo en 1980 en la Plaza Lavalle en Buenos Aires, Argentina en medio de la nefasta última dictadura militar en ese país, en una época en que todavía el presidente de la Nación, entonces también jefe de la junta militar, designaba al intendente de la ciudad que venía a ser el alcalde. La construcción se extendería desde 1982 a 1984, es decir en el periódo de transición hacia la democracia. Anteriormente se había también licitado otros estacionamientos subterráneos, uno bajo la Plaza Bernardo Houssay, terminada en 1980, y el otro en la Plaza del Congreso, que terminó a finales de 1982 y que anteriormente se le habia hecho una estación del tren subterráneo. Estos proyectos se iniciaron durante la intendencia del Brigadier Osvaldo Cacciatore, parte del poder castrense de la dictadura, así de que es de suponer el método de consulta que se realizó para la obra.  No es sino hasta el gobierno de Mauricio Macri en 2009 que se reinicia la idea de construir estacionamientos o cocheras subterráneas y luego de hacerse una ley especial para hacerlas. A la fecha sólo ha podido construir una, la de la Plaza General Mitre, que reseñamos en una sección de este blog.

El parque Lavalle es un sitio histórico emblemático de Buenos Aires, y tiene tres plazas contiguas. La intervenida con estacionamientos es la central.

Plaza Lavalle en los 1970s

Plaza Lavalle en los 1960s

En la imagen de arriba, el edificio a la izquierda con una plazita a un costado es el Teatro Colón. La plaza intervenida es la parte que está inmediatamente al frente.

Plaza Lavalle

Otra vista de la Plaza Lavalle en los 1960s.

La Plaza Lavalle tenía dos alas con una estatua y monumento en el centro. En la imagen inferior, la parta modificada con estacionamientos soterrados es la de la derecha. El edificio que se ve a la derecha abajo es el Teatro Colón, y el edificio diagonalmente opuesto con relación al monumento, es la Corte Suprema. Los edificios que se ven a la derecha fueron demolidos y convertidos en una tercera sección de la plaza. Notese el árbol grande justamente al frente del Teatro Colón.

Para la construcción de los estacionamientos se realizó lo que todos han hecho: tala de árboles, la excavación y luego hacer en el hueco un edificio enterrado de una o más plantas, hacer aceras y pasillos, luego rellenar con suelo el resto, y plantar césped.

En esta imagenes se ve la construcción del estacionamiento en dos etapas. Las imágenes son de la misma constructora.

Este fue el plano propuesto para la distribución de estacionamientos:

Plano propuesto para estacionamientos subterráneos en Plaza Lavalle.

Plano propuesto para estacionamientos subterráneos en Plaza Lavalle. Imagen de abajo muestra un aspecto de la construcción con la colocación de losas con el Teatro Colón de fondo.

Esto muestra que era un proyecto de dos plantas. El diseño final que aparece a la izquierda arriba se verá en el proyecto concluído en las siguientes imágenes.

Construcción de estacionamientos soterrados en Plaza Lavalle, excavación.

Construcción de estacionamientos soterrados en Plaza Lavalle, excavación.

En esta imagen se destaca que la constructora dejó el árbol grande frente al Teatro Colón, así como otros dos menores en el borde cercano. El resto de los árboles fueron talados y removidos.

Construcción de estacionamientos subterráneos en Plaza Lavalle, edificación de losas.

Construcción de estacionamientos subterráneos en Plaza Lavalle, edificación de losas.

En esto no hay absolutamente diferencia en el método general de construcción con el ejecutado en Plaza General Mitre recientemente: tala de árboles, excavación a cielo abierto, construcción de losas de estacionamientos, cubertura de suelo, y colocación de césped. Es decir, no ha habido ninguna clara innovación en más de tres décadas.

Al final la nueva Plaza Lavalle luce así:

Plaza Lavalle, Buenos Aires. 2012.

Plaza Lavalle, Buenos Aires. 2012.

Detalle de la parte intervenida, que es el área central entre las calles Talcahuanco, Viamonte, Libertad y Tucumán. En la parte inferior el monumento.

Plaza Lavalle, Buenos Aires, 2012. Detalle.

Plaza Lavalle, Buenos Aires, 2012. Detalle.

Como se puede constatar se dejarpn los árboles mayores en la periferia, pero nunca se reemplazaron los que se talaron y removieron del centro de la plaza, mostrados en imágenes de antes de la construcción.  El resultado fue sólo cemento y césped. Al final se puede apreciar la multitud de automóviles estacionados alrededor de todas las Plazas.

Este proyecto fue posible por la imposición de un sistema que no respetaba la opinión pública y fue uno de los periodos más nefastos de Terrorismo de Estado de esa nación.

Estacionamientos subterráneos en Residencial Solares de San Isidro.

Este proyecto lo investigamos ya que la empresa Riva, SA lo incluye en su propuesta de proyecto para sustentar experiencia en la construcción de este tipo de infraestructuras, como lo exigía la licitación.

En la comunidad de San Isidro, al norte de Buenos Aires, Riva, SA, construyó un complejo habitacional cerrado, tipo “courtyard” entre las calles Ingeniero Bergallo, Liniers y Tomkinson.  El área era para inicios de 2005 un conjunto de galerones y depósitos que fueron removidos para el proyecto.

Espacio para proyecto Solares de San Isidro, 2005.

Espacio para proyecto Solares de San Isidro, 2005.

Durante la construcción del proyecto, se realizó una excavación para alojar los estacionamientos. En la imagen se aprecia lo que es una losa sobre los estacionamientos, menos una sección que es donde iría la piscina del complejo.

Construcción de Solares de San Isidro, 2006.

Construcción de Solares de San Isidro, 2006.

En la siguiente imagen el complejo terminado. Observe que el área que parecía el correspondiente a la losa, ya sea parte o todo el complejo, hoy está cubierto con césped, no hay un sólo árbol ni pequeño ni mediano.

Proyecto Solares de San isidro, terminado, 2008.

Proyecto Solares de San isidro, terminado, 2008.

El proyecto visto en 2014, indicando las entradas y salidas del estacionmiento soterrados. En efecto a la fecha no hay un solo árbol frondoso en este complejo sobre los estacionamients.

Conclusión.

La empresa no parece tener ni la experiencia ni las credenciales para construir un estacionamiento soterrado que preserva en su totalidad la vegetación que existía o que pueda sostener una igual de reemplazo por el periodo de la concesión y más allá.

Ha demostrado construir una variedad de proyectos, de los cuales no tenemos una certificación de control de calidad independiente, pero no uno que preserve la vegetación que existe en el parque Urracá y por lo tanto la comisión evaluadora se equivocó al otorgar y calificar al proponente como idóneo para realizar el proyecto. O bien la comisión evaluadora no estaba capacitada para evaluar un proyecto de esta magnitud.

Así vemos que el parque Urracá no debe ser intervenido para poner estacionamientos soterrados porque nadie ha demostrado capacidad de mantener y preservar la vegetación arbórea y menos aún mejorarla.  Cubierta sintética es un engaño a lo que debe ser un parque y sólo se introduce para ahorrar costos al Municipio en detrimento de la salud pública de los vecinos y de la ciudad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s