Parque Francisco Arias Paredes también tiene quien lo defienda!

Parque Francisco Arias Paredes, una parque público por Ley

Como habrán leído en otras secciones, uno de los parques urbanos que más está sentenciado a ser destruido con la construcción de estacionamientos subterráneos es el Parque Francisco Arias Paredes que se encuentra en el corregimiento de Calidonia en el vecindario de La Exposición, entre las Avenidas Perú y Cuba, y las calles 34 Este y 35 Este y su historia ha sido un tanto accidentada. Veamos.

Historia de un parque seriamente afectado

La historia del parque Francisco Arias Paredes se remonta a la Exposición de 1915.

A finales de 1912, el presidente Belisario Porras refrenda la Ley 42 de 1912 “en Conmemoración del Descubrimiento del Mar del Sur” y que ordena realizar una Exposición Nacional en el año de 1913.

Ley 42 de 1912 que ordena realizar la Exposición Nacional.

Ley 42 de 1912 que ordena realizar la Exposición Nacional.

Al año siguiente el presidente Porras refrenda la Ley 30 de 1913 “por la cual se autoriza al Poder Ejecutivo para reglamentar todo lo concerniente a la Exposición Nacional Conmemorativa del Descubrimiento del Mar del Sur”.

Ley 30 de 1913 que autoriza al Poder Ejecutivo reglamentar la Exposición Nacional.

Ley 30 de 1913 que autoriza al Poder Ejecutivo reglamentar la Exposición Nacional.

 La Exposición consistiría de un polígono con áreas verdes y espacios públicos, anchas avenidas y varios pabellones: Administración y de la Industria, Educación y Enseñanza, del Gobierno y de Bellas Artes, Comercio, Forestal y Agricultura con Horticultura y Ganadería, Tribus Indígenas, Caza y Pesca, un Acuario y Jardín Zoológico. Además habrían dos pabellones nacionales, uno de Estados Unidos y el otro de España, y otros pabellones extranjeros agrupados. Habría también un Estadio para ejercicios atléticos, concesiones, espacios para espectáculos y diversiones y un templo Cívico.

La siguiente imagen, presentada en otras secciones, muestra el plano de la Exposición, a la izquierda la ciudad.  La calle que se ve al final a la derecha y que gira hacia arriba era el Camino hacia Cruces, que pasaba frente al Casino y la plaza de toros hacia el puente de piedra sobre el río Curundú, donde los norteamericanos habían colocado garitas (que todavía se encuentran en pie, el puente sin embargo fue demolido por maquinaria del Ministerio de Obras Públicas hace ya unos diez años).

Mapa de la Ciudad de Panamá para la época de la Exposición de 1915. (Leyenda se explica por sí sola)

Mapa de la Ciudad de Panamá para la época de la Exposición de 1916.

En el plano tenemos los siguientes espacios de la Exposición: A) Estadio para ejercicios atléticos, B) Pabellón de Educación y Enseñanza, C) Pabellón de Administración e Industria, D) Pabellón de Estados Unidos y España, E) Pabellones de Gobierno y Bellas Artes, F) Pabellón del Comercio, G) Pabellón de Agricultura, Forestal, Horticultura y Ganadería, H) Tribus Indígenas, I) Pabellones de Caza y Pesca Aviario y Jardín Zoológico, J) y K) Pabellones extranjeros (Cuba, etc), L) Concesiones, O) y P) Espectáculos y diversiones, R) Templo cívico.

En la vía desde el parque principal al centro de la Exposición, entonces dedicado a Cervantes hoy a Belisario Porras, denominada La Gran Vía llevaba al templo cívico. Eventualmente se propondía edificar el monumento a Vasco Núñez de Balboa cercano a la costa.  Posteriormente se construiría un malecón que rodearía y protegería tal monumento.

En esta imagen un fascimile de la invitación hecha circular por los diarios previo a la apertura de la Exposición (de La Estrella de Panamá/Star & Herald).

 Aviso publicado en La Estrella de Panamá durante el mes de enero de 1916 invitando a la Exposición.

Aviso publicado en La Estrella de Panamá durante el mes de enero de 1916 invitando a la Exposición.

A continuación algunas imágenes de la Exposición, tomadas del folleto que se editó posteriormente y que iba a ser parte de un “Libro Azul” sobre la misma.

Gazebo entre el Palacio de Gobierno (hoy Gobernación y antes Ministerio de Relaciones Exteriores) y Palacio de Bellas Artes (hoy Procuraduría de la Administración). Gazebo ha sido desvirtuado hoy día, ver imagen siguiente.

Gazebo entre el Palacio de Gobierno (hoy Gobernación y antes Ministerio de Relaciones Exteriores) y Palacio de Bellas Artes (hoy Procuraduría de la Administración). Gazebo ha sido desvirtuado hoy día, ver imagen siguiente.

En esta image está el gazebo entre los palacios de Gobierno y Bellas Artes, y al fondo el Pabellón del Comercio, que tenía en su centro un amplio parque con fuente y muestras de vegetación, flores y árboles. El Gazebo todavía está pero ha sido modificado sustancialmente como se aprecia en la imagen siguiente.

Gazebo remodelado entre Palacio de Gobernación y Palacio de Procuraduría de la Administración. 2014.

Gazebo remodelado entre Palacio de Gobernación y Palacio de Procuraduría de la Administración. 2014.

El gazebo se encuentra entre los antiguos palacios de Gobierno y palacio de Bellas Artes, que hoy tienen otra función, como se aprecia en la siguiente imagen.  Por cierto el pabellón de Gobierno tuvo otras dos funciones: fue sede provisional de la Cruz Roja, y luego sede de la Escuela República de Chile.

Palacios de Gobierno y Bellas Artes, en 1916 y 2014.

Palacios de Gobierno y Bellas Artes, en 1916 y 2014.

Estos dos edificios eran “mellizos”, con el mismo plano pero ligeras modificaciones interiores y exteriores, como los capiteles en la parte superior, y la escalinata de entrada.

El Pabellón de Comercio fue el sitio donde se haría el parque Francisco Arias Paredes, y donde como se menciona en este texto, estuvieron la Escuela Normal de Institutoras y el Liceo de Señoritas. Veremos con más detalle esto más adelante.

Pabellón del Comercio de la Exposición de 1916.

Pabellón del Comercio de la Exposición de 1916.

Un edificio emblemático fue el pabellón de Agricultura, que contenía exhibiciones de los avances agrícolas en Estados Unidos que serían adoptados en Panamá. Lastimosamente fue demolido en 1953 para dar paso a los edificios de los ministerios de Hacienda y Tesoro, Trabajo Bienestar Social y Salud, y Contraloría.

Pabellón de Agricultura. Único con cúpula en Panamá en 1916, y hasta la fecha.

Pabellón de Agricultura. Único con cúpula en Panamá en 1916, y hasta la fecha.

En sus jardines habían muestras de diversas variedades agrícolas, ganado, y huertas así como un amplio parque. Estaba donde hoy está los edificios de Ministerio de Economía y Finanzas, antes de Hacienda y Tesoro, Trabajo Bienestar Social y Salud.  Este pabellón se retuvo y se le dió uso mientras estuvieron las Escuelas Normal de Institutoras y el Liceo de Señoritas y el parque y jardines eran utilizados para la recreación y ejercicios gimnásticos de ambas escuelas.

Otro edificio que no sobrevivió hasta nuestros días fue el pabellón de Instrucción Pública.

Pabellón de Instrucción Pública, 1916.

Pabellón de Instrucción Pública, 1916.

Este pabellón de Educación o Instrucción Pública pasó luego a ser la sede de la Escuela Profesional, hoy Escuela Profesional Isabel Herrera Obaldía (Nota: la madre del autor fue a esta escuela en ese edificio). En 1956, cuando se construyó la nueva sede en Paitilla, el edificio permaneció por un tiempo con diversos usos hasta que fue demolido. Entre 1966 y 1968 se planeó construir allí la nueva sede administrativa de la Caja del Seguro Social con un edificio moderno para la época. Sin embargo la dictadura de octubre de 1968 dió al traste con ese proyecto y en 1973 se construyó en su lugar el a todas luces antiestético edificio de la Lotería Nacional de Beneficiencia que ha albergado oficinas de otras instituciones y ministerios y que todavía perdura.

La imagen inferior de 1923 muestra lo que quedó de la Exposición ya para inicios de la década de 1930.

Area de la Exposición en el sector El Hatillo de Calidonia, foto c1930.

Area de la Exposición en el sector El Hatillo de Calidonia, foto c1945.

En la foto se aprecian: 1) el parque de la Exposición con una gran fuente central, luego se conoció como parque Cervantes con un monumento del mismo, y finalmente Parque Belisario Porras; 2) pabellón de España, hoy su embajada; 3) pabellón de Gobierno, hoy palacio de la Gobernación; 4) pabellón de Bellas Artes, hoy sede de la Procuraduría de la Administración; 5) pabellón de Comercio; 6) parque del pabellón de Agricultura con la exhibición de horticultura y ganadería que en la vista ya no está, había sido demolido; 7) sede del pabellón de México, luego residencia del Dr. Belisario Porras, hoy jefatura de la  Procuraduría General de la Nación o Ministerio Público; 8) Archivos Nacionales; 9) el Casino de Perejil; 10) Camino de Cruces; 11) Donde hubo área de concesiones se convirtió en residencias y a su lado -fuera de la imagen- estaría el Hospital Panamá. Se aprecia en la parte superior el complejo residencial Altos de Curundú.

El espacio a un lado del pabellón de España se designó para el pabellón de Estados Unidos, que en su lugar optó por construir su embajada en la costa a un lado de lo que sería el Hospital Santo Tomás. En ese lugar se construiría tiempo después la nueva sede de la casa matriz del Banco Nacional, y que hoy ocupa la Dirección de Registro Civil del Tribunal Electoral.

En la cuadra al sur de donde estuvo el pabellón de Agricultura y a un costado de las Concesiones, se erigió apenas unos meses después de la apertura de la Exposición en mayo de 1916, el Hospital Panamá, que se aprecia en la vista aérea anterior. Un grupo de médicos del Hospital Gorgas decidieron abrir un hospital privado con todos los avances desarrollados en aquel. Su primer director médico fue el Dr Alfred Herrick junto con el Dr Augusto S. Boyd.  Al Dr Herrick se le erigió un monumento póstumo que estuvo al frente del Hospital y luego frente al edificio del Ministerio de Salud. Luego de la demolición de este último hace unos meses, la estatua ha estado tirada en el patio del Instituto Conmemorativo Gorgas esperando un mejor futuro.

Hospital Panamá. 1930.

Hospital Panamá. 1930.

El Hospital Panamá se demolió en 1970 para dar paso al Edificio Hatillo, que ocuparía por más de dos décadas la Compañia Internacional de Seguros, que tuvo su sede en Plaza 5 de mayo. Hoy es la sede del Municipio de Panamá.

El parque de la Exposición, al cual se le añadió un monumento a Miguel de Cervantes en 1921, y eje central de la Exposición, sufriría varias modificaciones. Primero la estatua de Miguel de Cervantes y Saavedra en su centro fue trasladada al campus de la Universidad de Panamá que había iniciado construcción en 1953.  Un nuevo monumento fue erigido en honor al ex-presidente Belisario Porras con dos obeliscos parciales resguardando la estatua de Porras, cambiando el diseño paisajístico del parque eliminando la fuente, la rotonda central y las aceras internas, y haciendo cuatro explanadas en forma de cruz que se intersectan en el monumento, forma que se mantiene hasta hoy día.

El pabellón de Comercio, la Normal de Institutoras y el Liceo de Señoritas

Como mencionamos anteriormente el pabellón de Comercio fue ocupado primero por La Escuela Normal de Institutoras desde el cierre de la Exposición hasta 1937 -cuando se traslada a Santiago y que posteriormente sería la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena- y luego por el Liceo de Señoritas desde 1938 hasta 1953. Posteriormente el Liceo de Señoritas se mudó a su nuevo edificio en el área escolar de Paitilla en San Francisco. El Liceo sería convertido en 1971 en el Colegio José Antonio Remón Cantera.

Pabellón de Comercio de la Exposición.

Pabellón de Comercio de la Exposición.

También mencionamos que el pabellón de Agricultura, al otro lado de la Calle 36 Este, contó con una cúpula pero lamentablemente no duraría mucho y se retuvo y fue anexo de las Escuelas Normal de Institutoras y el Liceo de Señoritas, mientras estas ocuparon el antiguo pabellón de Comercio hasta 1954. Sería demolido para dar paso a los nuevos edificios de los ministerios de Hacienda y Tesoro (hoy Economía y Finanzas) y de Trabajo, Bienestar Social y Salud (recientemente demolido).

Pabellón de Agricultura de la Exposición.

Pabellón de Agricultura de la Exposición de 1916.

En esta vista que sigue se aprecian ambos y el amplio espacio verde donde se exhibían horticultura y ganadería y que luego se convertiría en un frondoso jardín.  El pabellón de Agricultura serviría como la sede del rector de la Escuela Normal. No hay mención del edificio durante el período del Liceo, por lo que probablemente fue demolido luego del traslado de la Normal en 1938. La fotografía corresponde precisamente al período de la Escuela Normal de Institutoras, probablemente de 1930 por la presencia del Hospital Panamá, y se puede apreciar a las estudiantes formadas en la calle entre los dos edificios. Todo el complejo tenía una cerca.

Pabellón de Agricultura, de Comercio, al fondo el Hospital Panamá y a la derecha pabellón de España.

Pabellón de Agricultura, de Comercio ahora funcionando como la Escuela Normal de Institutoras.   Al fondo a la izquierda el Hospital Panamá y a la derecha la embajada de España.

Es muy probable que el pabellón de Agricultura y sede de la rectoría de la Normal haya sido demolido luego del traslado ya que en la foto aérea mostrada más arriba, ya el pabellón no aparece, sin embargo el área se mantenía verde a manera de parque.

Sobre el pabellón de Comercio que ocupaba el espacio donde hoy está el parque Francisco Arias Paredes hemos ido encontrado más información.

Cuando el edificio del pabellón de Comercio fue asignado a la Escuela Normal de Institutoras, se le hicieron modificaciones exteriores e interiores.

Escuela Normal de Institutoras, 1935.

Escuela Normal de Institutoras, 1930.

Estudiantes formadas frente a su Escuela Normal de Institutoras, 1935.

Estudiantes formadas frente a su Escuela Normal de Institutoras, 1935.

Al contorno del edificio se le añadió una cerca, que luego fue reforzada con un muro, que incluiría el pabellón de Agricultura, y se añadieron más plantas al jardín exterior e interior. A continuación una imagen del recibidor del plantel.

Lobby y pasillo hacia los salones de la Normal de Institutoras. 1928.

Recepción y pasillo hacia los salones de la Normal de Institutoras. 1928.

El patio central del pabellón se retuvo y se le añadieron más plantas, como se ve en la foto de un anuario de 1928.

Alumnas en el Jardín de la Escuela Normal. 1928.

Alumnas en el Jardín de la Escuela Normal. 1928.

Entre los docentes de la Normal de Institutoras se destacaron el artista Roberto Lewis, pintor de los frescos del Teatro Nacional y el edificio de Administración del Canal, así como el Dr. Arnulfo Arias que, como médico cirujano adjunto a los hospitales Santo Tomás y Panamá, impartía las clases de salubridad e higiene.

Pintor Roberto Lewis impartiendo una clase de arte, 1928.

Pintor Roberto Lewis impartiendo una clase de arte a las normalistas, 1928.

En la siguiente image están las futuras institutoras tomando un examen general.

Institutoras tomando un examen general. 1928.

Institutoras tomando un examen general. 1928.

En la siguiente imagen se observa parte del patio interior de la Escuela Normal, que hoy es lo que queda de parque en el Francisco Arias Paredes.

Patio interior de la Escuela Normal, 1928.

Patio interior de la Escuela Normal, 1928.

Uno de los visitantes ilustres de la Normal de Institutoras fue el coronel Charles Lindbergh, el “águila solitaria”, que hizo el primer vuelo solitario de Nueva York a París un año antes de esta visita. Le acompaña la directora de la Normal, la insigne profesora y luego embajadora Doña Esther Neira de Calvo.

Charles Lindbergh en la Normal de Institutoras, 1928.

Charles Lindbergh en la Normal de Institutoras, 1928.

Posteriormente, con la llegada del Liceo de Señoritas, se construyó un anexo en la parte central de edificio. Es entonces que se presume se abandona el pabellón de Agricultura que sirvió de Rectoría y se demuele dejandolo como parque.

La siguiente es una de las últimas imágenes de las ultimas egresadas de la Normal de Institutoras antes del traslado a Santiago de Veraguras.  La entrada al edificio era por la calle 35, que dividía la rectoría -antiguo pabellón de Agricultura- del edificio principal.

Estudiantes de la Escuela Normal en la entrada del edificio. 1937.

Estudiantes de la Escuela Normal en la entrada del edificio. 1937.

En 1937 sería la última graduación de la Normal de Institutoras en la Exposición. La Normal se mudaría a Santiago de Veraguas en donde sería rebautizada Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena. Allí, en medio del prado del parque Francisco Arias Paredes está una placa conmemorativa.

Placa en recordatorio de la existencia de la Normal de Institutoras en este sitio.

Placa en recordatorio de la existencia de la Normal de Institutoras en este sitio.

En 1938 por el Decreto No. 76 se crea el Liceo de Señoritas y se le asigna el edificio del antiguo pabellón de Comercio de la Exposición que había sido ocupado por la Normal de Institutoras, por mandato del entonces presidente Juan Demóstenes Arosemena. Su dirección se encarga a quien había sido directora de la Normal, Doña Esther Neira de Calvo.  Sus egresadas del primer Ciclo (secundaria media) pasaban o a la nueva Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena, a la Escuela Profesional o a la Escuela de Enfermeras. Las egresadas del bachilerato seguían sus estudios en la Universidad de Panamá o en el exterior.

El edificio sufrió un cambio en la parte abierta: se realizó una construcción de un anexo que cerraría el jardín y lo convertiría en un patio central.

Edificio del pabellón de Comercio ahora albergando el Liceo de Señoritas. 1952.

Edificio del pabellón de Comercio ahora albergando el Liceo de Señoritas. 1952.

En la imagen se nota la adición que también se destaca en la foto aérea de 1940 descrita arriba. El muro que se había añadido a la Normal fue removido, lo que indicaría que ya no se incluía el área donde estaba el pabellón de Agricultura y que sirvió de rectoría a la Escuela Normal.

Conform encontremos más imágenes de la época del Liceo de Señoritas, las estaremos colocando aquí.

En 1951 el presidente Arnulfo Arias, mediante la Ley 20 de 1951, se ordena la construcción del nuevo Liceo de Señoritas en Paitilla, y que se completaría durante la administración de José Antonio Remón Cantera, y estaría listo en 1953.

Demolición del pabellón de Comercio y construcción de nuevos edificios

En 1952, siendo presidente José Antonio Remón Cantera, la Ley 47 de 1942 “por la cual se destinan unos terrenos y se autoriza la construcción de los edificios para las oficinas del Ministerio de Hacienda y Tesoro, el de Trabajo, Previsión Social y Salud Pública” designa los terrenos entre las Avenidas Cuba y Perú y las calles 35 y 36 Este, es decir donde estaba el pabellón de Agricultura.

Ley 47 de 1952 ordenándose la construcción de nuevos edificios para ministerios en la Exposición.

Ley 47 de 1952 que ordena la construcción de nuevos edificios para ministerios en la Exposición.

De esta forma sería el terreno que había ocupado el pabellón de Agricultura el destinado para los nuevos edificios. Además se destinada el área del pabellón de Comercio para construir el nuevo Palacio Legislativo Nacional.  Sabemos que eso no sería así sino que por medio de otra ley, se destinó el antiguo parque De Lesseps frente al antiguo Hotel Tivoli para construir el actual Palacio Legislativo y el parque José Antonio Remón Cantera, contiguo hoy al palacio.

Así, en lugar de hacer el palacio Legislativo en el área, el antiguo pabellón de Comercio, modificado para servir de sede la Normal de Institutoras y del Liceo de Señoritas, fue demolido pero se decidió allí habilitar un parque o plaza pública en reemplazo del parque que rodeaba el pabellón de Agricultura. Es posible que como resultado de la construcción de los nuevos edificios para ministerios se perdería un área verde que había tenido gratos usos durante la Exposición, como fue la exhibición de horticultura, habrá sido se decidió habilitar el parque en ese lugar. Este tema está bajo investigación al momento de redactar esta contribución.

Varios arquitectos presentaron propuestas para los edificios de Hacienda y Tesoro y Trabajo Bienestar Social y Salud, incluyendo la firma de Ricardo J. Bermúdez y Guillermo De Roux, y la firma de Richard Holzer, quien a la postre sería el elegido.

En 1956, por medio de la Ley 29 de 1956 se decidió nombrar el parque que se estaba acondicionando frente a los nuevos edificios, entre Calle 35 y 36 Este, con el nombre “Francisco Arias Paredes” in memoriam.  Esta ley desmiente a quienes hoy todavía dicen que esto no era un parque público: la ley lo dice explícitamente.

Ley 29 de 1956 que nombra al parque en memoria de D. Francisco Arias Paredes.

Ley 29 de 1956 que nombra al parque en memoria de D. Francisco Arias Paredes.

Foto de D. Francisco Antonio Arias Paredes, activo político liberal y fundador del Partido Renovador, que como eje central de la Unificación Liberal llevaría a la presidencia a José Antonio Remón Cantera y a Enersto de la Guardia, Jr.  Arias Paredes es conocido como el “Caballero de la Política”.

D. Francisco Arias Paredes, en cuya memoria se nombró el parque entre Calles 34 y 35 Este y Avenidas Cuba y Perú.

D. Francisco Arias Paredes, en cuya memoria se nombró el parque entre Calles 34 y 35 Este y Avenidas Cuba y Perú.

Nótese que la Ley reconocía entonces que el hoy parque Francisco Arias Paredes era un “parque público”.

Haciendo las investigaciones bibliográficas entre 1952 y 1968 para determinar cuál fue el diseño original y si así era, cuándo se decidió abrir y segregar el parque para colocar los estacionamientos existentes encontramos los siguiente.

Como primer resultado una foto en una edición del Panamá América de Noviembre de 1955 que muestra en primer plano el Hospital Santo Tomás pero en la que hemos identificado con números diversos inmuebles, y el parque Francisco Arias Paredes (3).

Area de La Exposición en Calidonia, Nov. 1955 (Panamá América)

Area de La Exposición en Calidonia, Nov. 1955 (Panamá América)

En la fotografía tenemos: 1) Edificio de nueva casa matriz de Banco Nacional, 2) Parque Belisario Porras con el monumento de dos columnas, 3) Parque Francisco Arias Paredes lleno de árboles, 4) Laboratorio Conmemorativo William Gorgas, 5) Edificio del Ministerio de Trabajo Bienestar Social y Salud, 6) Hospital Panamá -donde ahora está el Edificio Hatillo-, 7) edificio del pabellón de Bellas Artes hoy de la Procuraduría de la Administración, 8) Hospital Santo Tomás, 9) Hospital del Niño, y 10) Iglesia de Cristo Rey de los padres Claretianos.

Es claro por la foto que el parque Francisco Arias Paredes tenía árboles en la parte que colinda con la Avenida Cuba.

Lo interesante es que al revisar la imagen aérea de 1930 arriba descrita, se observa que el pabellón de Comercio tenía un patio interior. El parque actual, rodeado de estacionamientos se muestra así.

Parque arbolado Francisco Arias Paredes en la actualidad. Visto hacia el Norte.

Parque arbolado Francisco Arias Paredes en la actualidad. Visto hacia el Norte.

Parque arbolado Francisco Arias Paredes en la actualidad. Visto hacia el Sur.

Parque arbolado Francisco Arias Paredes en la actualidad. Visto hacia el Sur.

En el actual área verde de parque está un monumento que dice:

“Hogar de la Escuela Normal de Institutoras

hasta 1937

Recuerdo Graduandas de 1930.”

El monumento y la rotonda en el centro, por tener un árbol pequeño y más joven con relación a los que lo rodean, es un indicativo que esto que tenemos de parque era el patio interior y el redondel era una fuente.

Seguimos investigando pero el tiempo se agota.  Si Ud lector conoce alguna egresada de la Normal de Institutoras (1917-1937) o del Liceo de Señoritas (1938-1952) que tenga fotos de esta área por favor háganoslo saber a las líneas de comentario abajo. Es URGENTE.

Datos Relevantes: El polígono del parque Francisco Arias Paredes entre las Avenidas Cuba y Perú, y Calles 34 y 35 Este, tiene una superficie aproximada de 7,266 metros cuadrados, de los cuales aproximadamente solo unos 1,210 metros cuadrados se pueden considerar áreas verdes. Esto constituye menos del 17%, lo cual es una verguenza que se haya dado a los autos tanto espacio en relación a área verde urbana.

Estacionamientos subterráneos vs. Parque Francisco Arias Paredes

Si le preguntan a un arquitecto o un ingeniero civil que ha diseñado o hecho muchas construcciones pero no tiene muchos conocimientos en materia de impactos ambientales sobre todo en relación a los impactos de cubierta vegetal y contaminación atmosférica, te dirá que hacer estacionamientos subterráneos en un parque es viable. Incluso se referirá a los ejemplos perjudiciales que hemos ilustrado en este sitio y te dirá que puesto que se han hecho en otros lugares, son viables.   Es increíble cuánto desconocen nuestros propios profesionales de nuestro propio medio ambiente. Por eso verás edificios gigantescos que son totalmente ajenos al medio ambiente tropical que tenemos en cada esquina, y eso solo para demostrar que somos o vamos a ser una Singapur o una Dubai.

La realidad es otra. Como hemos mostrado en los diferentes artículos, toda construcción subterránea altera el balance delicado que tienen las áreas verdes y los árboles, sobre todo los típicos de bosque de galería, de nuestra ciudad, que ha crecido con el más absoluto desorden y desprecio por la calidad de vida de sus habitantes en los últimos 50 años. Y muy importante: el daño que le hagas a la naturaleza en peligro que tenemos, te lo devuelve en perjuicios en salud, bienestar, economía, sí, también en economía.

Revisemos el parque Francisco Arias Paredes como se ve ahora:

Vista satelital de parque Francisco Arias Paredes, reciente (Google Earth).

Vista satelital de parque Francisco Arias Paredes, reciente (Google Earth).

Se puede notar claramente que el parque ha sido invadido por el automóvil.  Veamos ahora que proporción es área verde con árboles, es decir ese 16% que mencionamos antes.

Parque Francisco Arias Paredes hoy. Perimetro en amarillo. Areas verdes marcadas dentro de cuadros naranja, y circunscribiendo árboles aislados.

Parque Francisco Arias Paredes hoy. Perimetro en amarillo. Areas verdes marcadas dentro de cuadros naranja, y circunscribiendo árboles aislados.

En la imagen, si no puede leer el pie, la línea amarilla demarca el límite del parque hasta sus aceras externas. Los perímetros en Naranja demarcan las áreas verdes y los árboles que con el tiempo han quedado aislados.

Es claro de este fenómeno de aislamiento de árboles, que el parque originalmente debió haber cubierto toda la superficie del perímetro menos la acera del contorno.  Entonces, quién dió la orden de empezar a destruirlo: Municipio, Ministerios, Presidencia? En eso estamos investigando.

Claro, existe otra posibilidad que está bajo investigación, revisando archivos y fotografías del periodo de demolición del Liceo de Señoritas y habilitación del parque, si tuvo o no estacionamientos desde su habilitación. Si colocamos sobre el perímetro exterior entre calles y avenidas (en naranja) el perfil del pabellón de Comercio (en rojo) vemos que ocuparía todo lo que hoy es estacionamiento menos la parte que colinda con la Calle 33.

Superposición del área utilizada por Pabellón de Comercio en el perimetro del parque.

Superposición del área aproximada utilizada por Pabellón de Comercio en el perimetro del parque.

Si ahora añadimos el perfil del anexo que se contruyó para su uso por la Normal de Institutoras y que también usó el Liceo de Señoritas (en amarillo) y que aparece en la image de 1930, tenemos lo siguiente.

Area de la Normal de Institutoras y Liceo de Señoritas en parque Arias Paredes.

Area de la Normal de Institutoras y Liceo de Señoritas en parque Arias Paredes.

Entonces es plausible que lo que tenemos como área verde es lo que queda del parque de entrada del pabellón de Comercio, y luego patio central de la Normal de Instituras y Liceo de Señoritas.  Al demoler el complejo, se dejaría sin habilitar el resto y se hizo una losa de cemento. Esto está todavía por comprobarse puesto que se ven diferentes echadas de cemento en los parqueaderos actuales.

El parque fue también invadido por venderos de comida de bajo costo, los que hoy llaman los “cuara-cuara”, nombre que se de a la moneda de 25 centavos.  En la imagen siguiente en Azul se demarcan el área que ocupan hoy estos locales, que por cierto tienen un sin fin de condiciones insalubres y aún así se les deja operar.

Parque Francisco Arias Paredes. Espacios de vendedores de comida en Azul.

Parque Francisco Arias Paredes. Espacios de vendedores de comida en Azul.

Nuevamente la pregunta: ¿quién permitió esta invasión de los vendedores, o mejor, “buhoneros” de la comida espontánea? La respuesta es más obvia: tiene que haber sido el Municipio, empeñados en desmejorar la calidad de vida de la ciudad, con el pretexto de ofrecer “oportunidades” de subempleo a los que no tienen empleo digno o no quieren tenerlo -porque con esfuerzo y estudio se logra algo mucho mejor-.

¿Cuál es el proyecto definitivo contra el Parque Francisco Arias Paredes? ¿Qué tipo diseño se perfila para el parque?

Como se verá en otras secciones, los diseños de los distintos proyectos han ido y venido, y gracias a la negligencia y falta de transparencia del Municipio, antes y después del cambio de gobierno el 1 de julio de 2014, no sabemos con certeza en qué estado se encuentra ahora.

Esto es lo último que hemos visto: la ficha de la Alcaldía de la propuesta del contratista-concesionario:

Porpuesta para Parques Porras y Francisco Arias Paredes. Planta y leyenda.

Porpuesta para Parques Porras y Francisco Arias Paredes. Planta y leyenda.

Propuesta para Parques Porras y Francisco Arias Paredes. Perspectiva.

Propuesta para Parque Francisco Arias Paredes. Perspectiva.

Nuestros primeros comentarios en general:

  1. Se propone la entrada a los estacionamientos subterráneos por la Calle 34. ERROR. La Calle 34 es de acceso directo a la Sala de Urgencia del Hospital Santo Tomás, no puede ser obstruida por la operación de entrada y salida de un estacionamiento pagado. Esto atenta contra la integridad de aquellos que son llevados por vehículos de emergencia al Hospital. Increíble e inaudito!!
  2. Se cierra parcialmente la Calle 33 pero se insiste en proporcionar estacionamientos en la superficie a la Gobernación y la Procuraduría de la Administración: los estacionamientos de estas dependencias también deben estar en los soterrados, por medio de un programa de alguiler o cesión de la concesión por ser vehículos del Estado. Para qué entonces gastar tanto en estacionamientos soterrados?
  3. Si se quiere proporcionar un paso expedito entre el parque Belisario Porras y el parque Francisco Arias Paredes, por qué no se usó la solución de Frank Ghery? Un pasadizo voladizo, acorde con la arquitectura del lugar, o simplemente un semáforo peatonal, sincronizado con los dos semáforos de la Avenida Perú y la Avenida Cuba.

Comentarios específicos con el diseño desordenado y falto de integridad con el entorno para el Parque Francisco Arias Paredes (la segunda figura):

  1. El proponente destruye todo el parque, coloca una losa levantada a todo el terreno, e insiste en pérgolas que bloquean la apenas sentida brisa. Las pérgolas son para climas templados secos, no para el trópico húmedo nuestro. No hay necesidad de destruir el parque, como describimos abajo mirando la opción del Washington Park de Cincinnati, Ohio.
  2. ¿A qué encuesta de los residentes responde el parque de Patinetas? ¿Cuántos jóvenes han sido vistos con patinetas haciendo piruetas en estos dos parques? El parque Francisco Arias Paredes es un parque In Memoriam, no un parque recreativo deportivo como el caso de la Cinta Costera. Un insulto a la persona que se honra por Ley.
  3. La proliferación de comercios para venta de comidas mantendrá e incluso aumentará la presencia de pestes como ratones, ratas, cucarachas y otras especies atraídas por el olor y los restos de comida, tanto los que producen los comercios como los que tirarán los comensales en los alrededores del parque.
  4. El adefecio central no responde a quién se dedica el parque. Este es un parque In Memoriam, no una plazoleta cualquiera.
  5. El exceso de cemento y baldosas o adoquines en todo el diseño aumentará la temperatura promedio del área, incluso más de lo que el actual desfigurado parque lo hace. El aumento de la cubierta de área verde es esencial para mejorar el comfort ambiental del parque.

Por ello y muchas más razones estamos en total desacuerdo con la propuesta aceptada hasta el momento por el Municipio de Panamá a través de su Alcaldía, que es más o menos la siguiente.

Hay un ejemplo digno que podría aplicarse al parque Francisco Arias Paredes para colocar estacionamientos soterrados en parte de este parque, solo que debe tenerse en cuenta que la afectación será permanente y no temporal. Lo que se haga quedará allí, y sacarlo será más costoso que haberlo puesto en primer lugar.

Nos referimos al parque Washington Park en Cincinnati, Ohio, Estados Unidos, descrito  en la sección “Opciones: Estacionamientos Soterrados donde No había parques“.

Washington Park antes:

Washington park ohio 10 2005 rev

Parque Washington en Cincinnati en 2005. Area en naranja fue el área designada para crear el nuevo estacionamiento subterráneo y plaza.

Washington Park después:

Washington Square 2011

Parque Washington en 2011, terminado. Observese que la única intrusión en el parque original fue la plaza triangular,y un pequeña parte de la plazoleta oval.

He aquí una secuencia que explica mejor el cambio:

2004: Parque original con edificios de facilidades y estacionamientos adjuntos abajo. Estos no eran realmente parte del parque aunque si facilidades de recreación.

Washington Park, en 2004.

Washington Park, en 2004.

2006: Se han demolido los edificios, se dejó la piscina y todo ahora es estacionamientos.

Washington Park en 2010.

Washington Park en 2010.

 2011: Construcción de estacionamientos subterráneos y adecuación de la parte superior y del parque en la parte que colinda con los estacionamientos. Una parte del parque se pierde en este proyecto. Parte del parque mismo es remodelado, se colocan nuevas aceras de peatones y una plaza de chorros de agua.

Washington Park en 2011.

Washington Park en 2011.

2013: Finalmente parque está listo para su uso, con los estacionamientos terminados.

Washington Park en 2013.

Washington Park en 2013.

Pero, si esta ha de ser la opción a seguir, se deberán cumplir varios parámetros que detallaremos a continuación.

1) Que la profundidad de la parte que llevará cubertura arbórea sea suficiente para albergar el volumen medio de suelo con nutrientes necesarios para las especies más adecuadas del trópico y que a la vez tengan la mayor absorción posible de contaminantes aerosoles.

2) Deberán tener todas las áreas arbóreas los canales de alimentación de nutrientes y de desague así como espacios de captura temporal de agua de lluvia.

3) Evitar que haya más de 200 vehículos bajo el área en que sí se puede construir. Más de ese número incrementa la potencialidad de emisiones contaminantes así como la temperatura y humedad, que será exasperante.

4) La parte a construir deberá tener un sistema eficiente y de bajo consumo de electricidad para la extracción de los gases, con filtros catalizadores a la salida para que no haya gases contaminantes saliendo a la superficie.

Y así muchos más elementos que harían posible que se obtuviera a la vez un parque frondoso y a un lado -y no debajo- un estacionamiento soterrado. De todas formas es preferible que de no haber obstrucciones de tuberías y cañerias de servicio subterráneo, el estacionamiento se haga bajo la calle, como ahora se prefiere en grandes ciudades.

Al final del día, para nosotros es mucho más preferible no tocar el parque Francisco Arias Paredes con estacionamientos soterrados. Si la Alcaldía quiere hacer un parque recreativo, hay otros lugares, algunos tendrá que pagar e indemnizar y otros los puede expropiar porque no se han desarrollado en el área de Calidonia.

Nuestra Propuesta para el parque Francisco Arias Paredes: Monumento Histpórico

Nuestra primera motivación es que el espacio del parque Francisco Arias Paredes sea declarado Monumento Histórico Nacional.

En consonancia con ese ideal tenemos la siguiente propuesta:

  1. Recrear en todo lo posible lo que fue el área del pabellón de Agricultura con su edificio y áreas verdes en casi todo el parque, reteniendo lo que fue el patio interior del Pabellón que lo fue también de la Normal de Institutoras y del Liceo de Señoritas.
  2. Hacer de una lado, del lado de la Avenida Perú, una plaza dedicada a los insignes panameñas y panemeños que sentaron las bases de la educación nacional y que por ende pasaron como docentes en las aulas de la Normal de Institutoras y del Liceo de Señoritas, así como de la Escuela Profesional que estuvo donde hoy está la Lotería Nacional de Beneficencia.
  3. Hacer del otro lado el edificio que recrea en su exacta dimensión el pabellón de Agricultura, pero convertido en el Museo de la Ciudad de Panamá, en cuyas salas de exhibición en dos pisos se muestre la historia de la ciudad desde 1671 hasta la actualidad con un pequeño salón de conferencias y un elevador abierto al estilo del que hay en el Palacio de las Garzas, sede de la Presidencia de la República.

Describimos con bosquejos nuestra propuesta.

El parque Francisco Arias Paredes quedará así:

Propuesta para Parque Francisco Arias Paredes, con plaza de la Educación Nacional y museo de la Ciudad de Panamá.

Propuesta para Parque Francisco Arias Paredes, con plaza de la Educación Nacional y museo de la Ciudad de Panamá.

En el centro de la plaza de la Educación Nacional estaría el busto e historial del insigne Manuel José Hurtado. Alrededor estarían otros próceres de la educación como Melchor Lasso de la Vega, Octavio Méndez Pereira, Jeptha Duncan, etc, las directoras de la Normal hasta 1937 y del Liceo hasta 1953, todo ello sobre un piso de adoquines especiales en los que se grabarán los nombres de todos los que han recibido la medalla Manuel José Hurtado con nombre y fechas de vida y cuándo recibieron la medalla.

En el otro extremo, el museo será un edificio a imagen y réplica del pabellón de Agricultura, con losas de mármol blanco y rosa en la fachada, con dos pisos, elevador abierto para los discapacitados, y escalera de caracol en el centro bajo la cúpula. A un lado un pequeño anfiteatro semiabierto para actos y al otro lado un mapa gigantesco de la ciudad en 1673, 1821, 1904, 1953, 2003, empezando con 1673 desde abajo, y los otros en planos suspendidos en el aire sobre el inicial. Los planos serán impresiones en 3D de acuerdo a los datos de cada época. El segundo piso llevaría cuatro salas de exhibición, describiendo cuatro épocas del desarrollo de la ciudad, y la sala con los retratos de los alcaldes.

Esa es nuestra propuesta, aunada a la declaratoria de monumento histórico mediante ley de la República.

——— terminado el 5 de enero de 2015———————————————–

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s