Carta al Concejo Municipal

A continuación el texto de la carta. Las figuras son las mismas expuestas en este sitio de internet.

##########    Carta al Concejo Municipal 18 de febrero de 2013      #######

Panamá, 18 de febrero de 2013

Honorable Concejal

JAVIER ORTEGA

Presidente

Concejo Municipal

Ciudad de Panamá

Asunto: Licitación de Estacionamientos Subterráneos por la Alcaldía

Honorable Ortega:

Ante todo, extendemos nuestros cordiales saludos a quien tan prestigiosamente dirige la presidencia del Concejo Municipal de la Ciudad de Panamá, primera autoridad municipal de la República de Panamá.

Nos dirigimos a Usted consternados por el proyecto de construcción de estacionamientos subterráneos propuestos por la Alcaldía de nuestra ciudad, por las inmedibles y irreversibles consecuencias negativas que tendrá el que no se hayan explorado y promovido otras soluciones al grave problema del exceso de parque vehicular en la ciudad, que aumenta cada día la contaminación de la ciudad y agrava paulatinamente la salubridad de todos los capitalinos.

Decimos sobre todo consternados porque ha sido demostrado con creces y en innumerables casos que proyectos de estacionamientos subterráneos en parques urbanos acaban destruyéndolos, o en el mejor de los casos transformándolos con pérdidas irreversibles del frondoso arbolado con que contaban y por ello con variados efectos secundarios en la salud sobre todo de nuestras futuras generaciones.

Exponemos un caso extremadamente similar al proyecto en cuestión. En Madrid, en las postrimerías de la dictadura franquista a finales de la década de 1970, el alcalde de Madrid de aquel entonces, prometió que en el parque arbolado de los Jardines de la Villa de París, frente al Tribunal Supremo de la Comunidad de Madrid, se construirían estacionamientos subterráneos.  El Alcalde, frente a la preocupación de vecinos, ecologistas, propulsores de la cultura y ciudadanos en general, prometió que la construcción se haría como en la minas subterráneas: se cavaría por una entrada sin afectar el parque, y se construiría la infraestructura sin afectar los árboles.  La realidad, por supuesto, fue otra.

La totalidad de las construcciones de estacionamientos subterráneos en parques arbolados alrededor de mundo, sobre todo desde la década de 1950 a la fecha, ha sido totalmente la opuesta: se excava a cielo abierto destruyendo el arbolado, y reemplazándolo con una plazoleta inerte de adoquines y cemento.  En la secuencia de ilustraciones a continuación, ilustramos primero una imagen del parque de la Villa de París antes de la construcción; la segunda ilustrando la construcción, y la tercera cómo es la plaza hoy en día.

Plaza de la Villa de París, cercana a la Plaza de Colón y Palacio de Medinacelli, en1929.

Plaza de la Villa de París, cercana a la Plaza de Colón y Palacio de Medinacelli, en1929.

Fig. 1. Parque de los Jardines de la Villa de París

Nota ABC Plaza de Villa de Paris

Las Obras de la Plaza de la Villa de París, Paradas. Diario ABC 20 de enero de 1978. Nótese que el parque ya no existe sino un gran boquete con los pocos árboles que dejaron del bordeado y la acera.

Fig. 2. Construcción de los estacionamientos soterrados en la Villa de París (Diario ABC), realizados con excavación a cielo abierto.

Plaza de la Villa de París

Vista sateliatal de la Plaza de la Villa de París, mostrando las entradas y salidas del aparcamiento subterráneo. Un tunel une los aparcamientos debajo de las dos plazoletas.

Fig. 3. Plaza de la Villa de París (Google Earth). El arbolado fue reemplazado por gravilla y patios sin jardines. El poco arbolado está fuera del perímetro de la infraestructura. Las flechas muestran la entradas y salidas del estacionamiento.

Este fenómeno de tomar los parques urbanos arbolados por las Alcaldías para construir estacionamientos subterráneos traen consigo una transformación irreversible de los parques. Es indudable que las circunstancias ambientales de España, ejemplo muchas veces citado por la Alcaldesa en sus entrevistas públicas sobre el tema, son radicalmente diferentes a las de Panamá. La Ciudad de Panamá es un enclave urbano en medio de una región tropical húmeda, cuyo arbolado frondoso es parte inalienable de nuestro sistema climático.

La Ciudad de Panamá sufre de un grave efecto de Isla de Calor Urbano, que hemos constatado científicamente en foros nacionales e internacionales, y son los pocos parques urbanos arbolados y los arbolados frondosos que forman parte del mobiliario urbano de nuestras calles el único medio natural para limpiar el aire contaminado causado por el incremento incontrolable del parque vehicular. La transformación de nuestros parques arbolados, como son el Parque Belisario Porras, el Parque Urracá, el Parque Harry Struntz y al ya duramente afectado parque Francisco Arias Paredes, y los otros parques que ya ha vislumbrado la Alcaldía en este proyecto a futuro, eliminará la capacidad de limpieza del aire contaminado que esos pequeños pulmones de la ciudad, que yacen ahorcados y estrangulados por un desarrollo urbano desmedido y totalmente sin ningún control ni planificación municipal, como lo ordenaba la ley 6 de 2006 de Urbanismo.

Cuando se aprobó la resolución de gabinete 269 de 2008 que permite este proyecto -que no es siquiera un decreto o decreto ley o ley- aquella se refería al caso específico de los estacionamientos soterrados del Hotel Intercontinental como compensación de la pérdida del acceso directo al mar por la Cinta Costera.  Sin embargo, como se ha visto, lo que hay encima de esos estacionamientos no es otra cosa que otra playa de cemento, y no un parque. Esta resolución, que buscó el bienestar privado en contraposición al bienestar público, no contempló los impactos ambientales, económicos y de salud al perder el arbolado natural y reemplazarlo por plazoletas de concreto y adoquines.  Además, al poner una infraestructura con centenares de automóviles bajo un parque, se concentran los gases contaminantes haciendo que estos se dispersen directamente al parque en la parte superior, afectando por su alto grado de concentración la salud de quienes caminen o se recreen en el parque.

Es ciertamente insensato transformar por ejemplo el Parque Porras con sus frondosos árboles, un parque que cumplirá en el 2015 su primer centenario, como el que ilustramos abajo, en una plaza inerte llena de adoquines y cemento, con cientos de vehículos, que la mayoría serían de carácter oficial, puesto que así sucede hoy en día, y que los gases y partículas de diésel de los mismos se concentren en el aire que respiran quienes toman un momento del día para admirar el monumento de un verdadero estadista como lo fue Belisario Porras.

Prado del Parque Porras

El extenso prado dotado de árboles de gran tamaño que rodea la plaza central del Parque Porras.

Fig. 4. Parque Porras, otrora Parque Cervantes, en la actualidad.

Como otro ejemplo está el parque Pershing en la ciudad de Los Angeles. Aquel parque fue un bosque en el corazón de esa ciudad Californiana hasta 1950, cuando al Alcalde de aquel entonces se le ocurrió también construir un estacionamiento subterráneo bajo el parque.  La secuencia de ilustraciones a continuación muestra la destrucción irreversible del mismo, lo que sucederá en nuestra querida ciudad si no se suspende la licitación de los estacionamientos subterráneos promovidos por la actual Alcaldía.

Parque Pershing a principios de los 1940s.

Parque Pershing a principios de los 1940s. Vista de pájaro del parque con sus tupidos árboles. Algunos fueron traídos del trópico, se cree que algunos vinieron de Panamá.

 Fig. 5 Parque Pershing en Los Angeles, en la década de 1940s.

Construcción del estacionamiento subterráneo en el parque Pershing, 1951.

Construcción del estacionamiento subterráneo en el parque Pershing, 1951. Como se ve, el parque ha sido totalmente removido.

Fig. 6. Construcción de estacionamiento subterráneo en la plaza Pershing,

Excavación a cielo abierto que trajo la destrucción del arbolado existente.

Parque y estacionamiento de la Plaza Pershing, 1955.

Parque y estacionamiento de la Plaza Pershing, 1955. Los frondosos árboles fueron reemplazados por grama y unos pequeños árboles que no crecerían más de lo que se observa.

  Fig. 7. Cómo quedó la Plaza Pershing luego de la construcción del estacionamiento subterráneo en 1955. Sólo se replantaron árboles pequeños en la periferia de la construcción.

Reconstrucción de la Plaza Pershing en 1993.

Reconstrucción de la Plaza Pershing en 1993. Se quitó todo, y se colocaron una especie de monolito, una fuente y una especie de piscina. El resto está todo cubierto de losa con algunas partes de grama.

 Fig. 8. No satisfechos, nuevamente la Alcaldía de Los Angeles “reconstruye” la Plaza Pershing para reemplazar lo poco verde que quedaba con más estructuras de cemento y adoquines.

Plaza Pershing al día de hoy.

Plaza Pershing al día de hoy. Se nota la fuente que cae sobre la glorieta de agua, y la plazoleta toda de cemento. En el centro el monolito que proyecta imágenes segun la temporada o eventos de la ciudad.

Fig. 9. Plaza Pershing, Los Angeles, California, hoy en día. No queda ningún árbol frondoso, sólo plazoletas y estructuras de cemento.

En nuestro sitio de internet, https://bosquesurbanospanama.wordpress.com, hemos ido compilando ejemplos perniciosos y ejemplos positivos en lo que buscar soluciones de estacionamientos se refiere, pero de la que vemos limitada voluntad por parta de la Alcaldía, y por lo contrario vemos una motivación acelerada por destruir los pocos parques de la ciudad para favorecer la privatización de esos parques por parte de empresas, que a la sazón no han demostrado jamás que pueden construir un estacionamiento subterráneo sin destruir el arbolado frondoso natural que existe en los mismos. Entre las que se han interesado en el proyecto figuran empresas de otros países en los cuales jamás se recuperó o construyó un parque sobre la estructura de estacionamiento, sino plazas inertes de cemento, y en el mejor de los casos, de adoquines, con fuentes en muy pocos casos, pero sin sombra que cobije a las personas.

La ausencia de una búsqueda consciente de una solución permanente a la falta de estacionamientos en la ciudad de Panamá, no puede ser pagada con creces con la destrucción de nuestros parques urbanos.  En Panamá nos ufanamos mucho del proyecto del BioMuseo, cuyo diseñador principal es el afamado y premiado Frank Owen Gehry.

Gehry fue uno de los diseñadores principales de un ejemplo a seguir, el Millenium Waterfront Park (Parque del Frente de Lago del Milenio) de la ciudad de Chicago. Este complejo era antes una playa de estacionamientos abiertos y otra subterránea sobre la que había un desparpajo de parque con pequeños árboles ornamentales, y un lote de rieles de ferrocarril, ver ilustración.

case-study-millennium-park-before-chicago

Area al norte del Parque Grant antes de ser designada en 1997 para ser el Millennium Park. En el medio pasaba el ferrocarril, a un lado un estacionamiento subterráneo con adefesio de parque arriba, y al otro lado un estacionamiento de una sola planta abierto y desordenado.

Fig. 10. Area destinada al Millenium Waterfront Park de Chicago, en 1997.

millennium-park-after-chicago

Millennium Park de Chicago terminada su construcción.

Fig. 11. El Parque Millenium Waterfront Park de Chicago, en 2004, con dos obras de Frank Gehry. Costo: 475 Millones de USD de 2004 (600 Millones si se hubiera hecho en 2012).

Por las razones expuestas, que podemos ampliar de concedernos una cortesía de sala en el Concejo, la mayoría de las cuales ya están expuestas en nuestro sitio de internet, https://bosquesurbanospanama.wordpress.com, y dadas las fuertes dudas que se ciernen sobre la propuesta, la poca explicación y justificación dada a la ciudadanía, en donde se expongan los esperados perjuicios y supuestos beneficios, que hasta el momento sólo parecen ser económicos con la consiguiente privatización de un preciado espacio público como son los parques urbanos, le solicitamos como ciudadano de esta ciudad capital a la cual el Concejo que Usted preside tiene el honor y deber de cuidar y planificar para las futuras generaciones que el Concejo en pleno suspenda el proceso de licitación del proyecto de Estacionamientos Subterráneos en los parques urbanos arbolados de nuestra capital de manera indefinida, y que en su lugar la Alcaldía presente sustentados proyectos alternativos que transformen lotes baldíos, abandonados y se reclame la indemnización por la pérdida de espacios públicos municipales a otros proyectos, como el Metrobus o el Metro, y que la que corresponda sea en conceptos de nuevos espacios públicos en los que se puedan construir parques arbolados o estacionamientos públicos municipales.

Estamos a su disposición en el teléfono 6676-9031 y en el correo electrónico azaelb@yahoo.com para las consultas que se requieran. Además, si es menester recoger firmas para sustentar nuestra solicitud en bienestar de todos los capitalinos, así lo trataremos de hacer.  Pero es importante que  la licitación se suspenda indefinidamente, ya que el acto público está precisamente programado para el jueves 21 de febrero de los corrientes. La Alcaldía debe demostrar que hay alternativas de estacionamientos que no afectan para nada nuestros parques. Queremos dar constancia que no es que estamos en contra de que se construyan estacionamientos públicos, pero a lo que si nos oponemos, y otros ciudadanos capitalinos conscientes también, es a la destrucción y transformación irreversible de nuestros parques arbolados en estacionamientos privados con plazoletas inertes de concreto, cemento y/o adoquines.

Muy atentos saludos a Usted y a todos los miembros del Concejo Municipal.  Quedamos de Usted,

Atentamente,

Dr. Azael Barrera

Cc: Medios de comunicación social

Adj.: Firmas

Nosotros, los abajo firmantes, residentes del distrito capital de Ciudad de Panamá, nos suscribimos en apoyo a la solicitud al Concejo Municipal para la suspensión indefinida de la licitación de los Estacionamientos Subterráneos en los parques de la ciudad, y que se busquen de manera responsable alternativas que no incidan de ninguna manera en los parques de la ciudad y utilicen espacios públicos en desuso o espacios privados abandonados, dentro del marco legal existente.

Nombre y Apellido                               Corregimiento de Residencia           Contacto (Tel.)

Envíe su nombre y apellido, corregimiento de residencia y número o dirección de contacto a la dirección bosquesurbanospanama@gmail.com para ser añadido a la carta.

Gracias por apoyar esta causa!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s