Opciones: Nuevas Ordenanzas en Edificaciones Mixtas

La Ciudad debe ser más vivible y no ser un depositorio de automóviles que ni siquiera duermen en ella.

Esto requiere revisar cuidadosa pero ágilmente los códigos de zonificación y ordenanzas de construcción de edificaciones de uso mixto.  Además, requiere un nuevo régimen de usos de suelo para la ciudad, no para patrocinar el automóvil sino para disuadir de su uso excesivo e individualista.  Hoy quien gana más de $2,000 al mes tiene un automóvil, y si gana más de $5,000 y su compañer@ de vida gana igual, entonces hay dos o hasta tres automóviles. Conforme crece la familia y el poder adquisitivo, hay un auto por cada miembro de la familia, y hasta la camioneta para pasear todos juntos a Bocas o San Blas.  Casi nadie en un familia donde cada uno tiene auto hace “car-pooling”.

Panamá y su capital han sido presa fácil del “boom inmobiliario exógeno”, es decir, patrocinado y alimentado por fuerza foráneas al país. Estos “promotores principales” han hecho sus estragos en otros países, en especial en España, y aún no satisfechos con los desastres que ocasionarion allá, vinieron acá como “marabuntas”, esas hormigas gigantes del Amazonas que destruyen todo a su paso.

Y los gobiernos desde 1994 les abrieron las puertas de par en par a estos rapaces insaciables, con el fin de pescar parte de su merienda, sin saber que los rapaces como las hienas no dejan nada para nadie, sólo huesos duros de roer.  Ningún gobierno ha sido tan promiscuo con estos animales de rapiña como el gobierno actual que empezó el periódo de 2009 al presente, cuyo mandatario no mencionamos para no manchar este trabajo. Poner en manos de un extranjero con amplia reputación de codicia extrema como promotor de turismo, léase “boom inmobiliario 2.0”, fue la gota de ácido sulfúrico que derramó el vaso ya rajado de por sí.

Habrá que hacer un legítimo cambio de gobernatura para el 2014 para lograr que esta ciudad necesita: un resurgimiento de entre sus cenizas, escombros y polvo de concreto. Este resurgimiento debe ser espejo de aquel en que surgió una verdadera ciudad cosmopolita a través de la Exposición Universal de Panamá de 1916 bajo la visión del Dr. Belisario Porras, a quien ningún mandatario se le puede comparar ni menos mejorar, como lo pretenden los “charlatanes” de imagen del actual régimen autoritario.

Una de las cosas fundamentales por hacer es aplicar el método científico social al desarrollo actual y futuro de la ciudad: planificarla nuevamente. Tenemos que repensar la ciudad. El costo social será alto, pero la remuneración social y de salud serán inmensas.

La insensatez de imponer un sistema de transporte masivo rápido como el Metro ha revelado el desastre que es la ciudad. Ha surgido como un virus que daña y destruye lo que queda hasta ahora de la ciudad. Como un virus político, requiere una vacuna política también pero apoyada de un movimiento social de base, de raíz, del barrio de todos.

Otro de los sortilegios que ha venido a desbaratar cualquier esfuerzo, aunque en papel como el Plan de Desarrollo Metropolitano pensado en el periodo 1994-1999, y el Plan General de Desarrollo del Area del Canal de 1997, ha sido el Metrobus.  Un artificio politiquero que repiten los errores cometidos con los Pegasos de “Monchi” Torrijos, hermano del dictador de Tocumen y otrora embajador en España, con los “diablos rojos” de Omar y que todavía sobreviven algunos, y con los “elefantes blancos” mexicanos de la época norieguista.

La movilidad urbana es un problema integral que jamás ha sido ordenada o corregida con poner nuevos buses y mucho menos bajo un solo monopolio sin control alguno de parte de la sociedad.

Entonces, ¿qué hace falta hacer ya?

Reordenar la codificación mixta para las nuevas edificaciones en la ciudad.

Exigir que cada nuevo edificio de uso mixto, según la zonificación del área, tenga una playa de estacionamientos, preferible soterrados, de un número determinado según el volumen de la edificación y la densidad del área.  Estas playas serán administradas por los mismos co-propietarios de los edificios para el mantenimiento del estacionamiento y del edificio, y un 10% de los ingresos sería para el municipio, como parte del impuesto de edificación. El pago de uso incluirá los servicios de seguridad entre otros.De acuerdo a la zona tendrán un régimen tarifario de uso.  Los co-propietarios podrán incluso alquilar las plazas a usuarios de la zona, ya sea comerciales o residenciales.

Asi también los edificios de uso institucional gubernamental, por cada estacionamiento que incluyan por funcionario más un margen de 10%, deberán incluir un 30 a 40% adicional de estacionamientos de uso público. El ingreso de estos será de 50% para el municipio y el resto para la institución.  Si la institución está alquilando espacio en el edificio, no le corresponde ningún ingreso.

… continuará con más detalles y ejemplos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s